Nuevo curso en AIDO: Control de Flujos de Trabajo en Fotografía Digital



El pasado fin de semana (5 y 6 de noviembre de 2010), celebramos el curso: Control de Flujos de Trabajo en Fotografía Digital. Uno de los nuevos cursos organizados con AIDO para el último trimestre de 2010.

Iniciamos nuestro curso con un planteamiento global sobre la mejora en el flujo de trabajo para fotografía digital y el mantenimiento de un proceso no destructivo: qué alternativas tenemos y especialmente, cuándo utilizarlas!

Como ya saben quienes han asistido a mis cursos, mi perspectiva no es en absoluto dogmática; más bien todo lo contrario...

Desde ese punto de vista, continuamos nuestro curso distinguiendo (especialmente) entre los métodos con los que logramos la máxima calidad y flexibilidad del archivo fotográfico para su edición, así como los métodos que nos "permiten" reducir la calidad al máximo (es decir: obtener el mínimo de calidad manteniendo un archivo visible, pero poco "flexible").

Ambos extremos tendrán su utilidad en nuestro trabajo:
Los primeros, servirán para mantener un archivo con la mayor calidad posible, tanto para usos previsto en el presente, como para potenciales usos en el futuro (grandes ampliaciones decorativas, impresión industrial, publicación en libros, revistas, etc.).
Los segundos, serán especialmente útiles para presentaciones, soportes electrónicos, web... en resumen: todos aquellos usos en los que queramos mostrar nuestras imágenes, reduciendo el riesgo de que sean utilizadas para otros fines (imposibilidad de redimensionar con calidad, marcas de agua, etc.)

Por tanto, lo importante no es "aprenderse" un proceso con el que evitemos las potenciales pérdidas de información en nuestros archivos. En mi opinión, lo esencial es conocer qué ocurre en cada una de las fases, teniendo la libertad de elegir la opción adecuada en cada caso (obviamente, manteniendo siempre a buen recaudo un archivo con la máxima calidad posible).

Otro de los temas importantes (y que, por supuesto, vimos en este curso) es la optimización en nuestro uso de las herramientas (hardware, software) para aumentar la rapidez en la producción sin depender exclusivamente de estar siempre "a la última". Los equipos actuales y los programas, permiten una alta capacidad de producción. Un análisis de los métodos de trabajo y de las diversas posibilidades en la elección de software, permite incrementar el rendimiento, mantener la calidad (trabajar más rápido, sin que afecte el nivel de calidad) y, en ocasiones, reducir costes!

Como habrás podido ver, nuestro curso utilizaba el plural: "flujos de trabajo" en lugar de "flujo de trabajo". Dependiendo del sector al que nos dediquemos, nuestro proceso de trabajo puede variar (en el uso de las herramientas, en la selección del software necesario, ...) y, como no, éste fue otro de los temas al que dedicamos especial atención.

Aprovecho desde aqui para agradecer a los asistentes de este curso su paciencia e interés. Son muchas cosas para hacer en un curso intensivo, pero cuando estás rodeado de gente ávida por aprender, todo resulta muy fácil.
Y, como siempre, mi agradecimiento al fantástico equipo de AIDO, siempre dispuestos a lanzarse con nuevos proyectos: incansables organizadores y formidables compañeros!

Si quieres conocer los próximos cursos que vamos a celebrar en AIDO, en este enlace tienes la programación para el último trimestre de 2010.

Tan pronto como esté elaborado el nuevo programa de cursos para 2011, lo publicaré en este blog.

Puedes visitarlo periódicamente, o suscribirte si quieres estar al día de las nuevas propuestas!
2